image description
« Volver al blog

El posicionamiento ASO de una app

Hoy en día, desarrollar apps para nuestra empresa es una excelente manera de fidelizar clientes o generar negocio recurrente. Muchos sectores (banca, hostelería, inmobiliario, etc.) están implementando plataformas digitales (en su mayoría apps) en partes de desarrollo de negocio y que contribuyen a darle un valor añadido a sus clientes, mejorando la experiencia del público.

El desarrollo de apps se trata de un mercado en constante evolución y crecimiento, pues la generalización de smartphones y tablets ha supuesto que, diariamente, se descargue una media de 3,8 millones de apps, cuyas ventajas más mencionadas son rapidez, comodidad, uso 24 horas y mayor confianza, por ejemplo, a la hora de realizar compras (el conocido como mobile commerce o comercio móvil, cada vez más utilizado).

Pero no siempre es necesario. En publicaciones anteriores, hablábamos de la idealizada concepción de que “si tengo un negocio, necesito una app”, que en muchos casos no es 100% correcta, especialmente si se quiere captar nuevo negocio o trazar una estrategia para aumentar beneficios. Como comentábamos en el post “¿Realmente necesito una app?”, la principal forma que tiene el usuario digital de conocer nuevas empresas sigue siendo la utilización de su navegador de cabecera como primer acercamiento.

Se tendría que valorar la situación de nuestro negocio y concluir si es adecuado el lanzamiento de una aplicación móvil para mejorar la experiencia y fidelizar al cliente en procesos posteriores. Si se diera el caso, una clave para que nuestro proyecto no caiga en el olvido es conseguir visibilidad. Esto se complica debido al inmenso volumen de aplicaciones publicadas a diario en las plataformas más relevantes (una media de 4921 en App Store y 3448 en Google Play).

¿Qué es el ASO?

Al igual que con nuestras páginas web buscamos posicionamiento mediante el SEO, es importante trabajar de igual modo con nuestras aplicaciones. Aquí es donde entra en juego el término ASO o App Store Optimization, al cual se suele denominar como “el SEO para aplicaciones”. Se trata, básicamente, del conjunto de técnicas que se ponen en marcha optimizando una aplicación o su ficha en una tienda de apps para influir en su posicionamiento y repercusión en el marketplace (tanto en las búsquedas como en Destacados o Top Charts). Esto permitirá aumentar el tráfico y la tasa de conversión (es decir, incidir en el número de descargas).

La utilización del ASO no está tan extendida como ocurre con otros tipos de posicionamiento, por lo que puede suponer un punto fuerte, una gran oportunidad para destacar sobre el resto.

En primer lugar, se debe tener muy claro el propio negocio y estudiar la competencia y la situación actual del sector, que nos ofrecerá pautas sobre cómo guiar nuestro proyecto.

Probablemente, el aspecto más relevante a analizar antes de establecer una estrategia ASO son las keywords o palabras clave, las cuales tendremos en cuenta en diversos campos de la ficha, como se verá posteriormente. Las determinaremos en función del comportamiento y patrones de búsqueda de nuestros usuarios potenciales, ya que la visibilidad que tanto buscamos está enfocada a ellos. Se podrán añadir términos complementarios, sinónimos o relacionados.

ASO On Metadata

ASO On Metadata (también llamado ASO interno) se refiere a los factores completamente controlables, ya que se relacionan tanto con el desarrollo de aplicaciones móviles como con la ficha a rellenar en la tienda de apps.

Los principales marketplaces, App Store y Google Play Store, tienen ligeras diferencias a la hora de completar los campos para publicar una aplicación. Si los examinamos, seremos capaces de adaptar nuestro proceso de optimización para sacarle el máximo partido posible. Los puntos básicos comprendidos son los siguientes:

Título o app name

Es una de las partes clave. Comienza desde el propio nombre de la aplicación, que debe ser corto, llamativo y fácil de recordar, diferenciándolo claramente de la competencia. Lo mejor es añadir una keyword atractiva y relacionada con el propósito de la app, intentando adaptarse al estilo de búsqueda de los usuarios. Sin embargo, no se debe abusar de ellas, ya que títulos cortos impactan más y hay que tener en cuenta los caracteres permitidos en cada plataforma: 50 en Google Play y 30 en App Store, aunque este último cuenta con un campo de subtítulo.

Para el caso de “Seguro por días”, podemos comprobar cómo al introducir el término “seguro” en el cuadro de búsqueda, aparece sugerido “seguro por días”. El título escogido es simple, fácil de recordar y muestra explícitamente el objetivo de la aplicación, contribuyendo a identificarla rápidamente.

Se consideran también otros términos de búsqueda, como “seguro diario”, “seguro de moto” o “seguro de coche”, casos en los que la competencia es mucho mayor. Teniendo esto presente, a pesar de no aparecer el primero, en Play Store la app está bien situada y cuenta con numerosas posibilidades de ser visualizada. Por el contrario, la búsqueda en App Store no arroja resultados o son escasos. Se complica, de esta manera, mejorar el posicionamiento en el marketplace de Apple.

Descripción

Permite evitar que surjan dudas, explicando de manera más profunda los puntos clave de la aplicación, siempre de forma más o menos breve y estructurada según las distintas ideas.

En App Store, el uso de keywords y palabras clave long tail en la descripción no repercute sobre las búsquedas, ya que existe un campo específico destinado a ello denominado “Keywords”, pero en Play Store de Google (que, además, permite una descripción breve de 80 caracteres y otra larga de 4000) sí se toman en cuenta para el ASO. En ambos casos, es un factor clave de conversión una vez que el usuario ya está viendo la aplicación para convencerle de su instalación.

Desarrollador

Este campo se relaciona con la relevancia que le otorga Google a los creadores con cierto recorrido en la plataforma o proyectos previos, ya que por esta confianza se les presupone un estándar de calidad.

Categoría

A pesar de que no determina directamente el posicionamiento, definir la sección a la que pertenece una aplicación facilita aparecer en las búsquedas por categoría, además de que permite tener en cuenta la competencia más directa y el volumen de descargas que exista en ella.

Imágenes y vídeos

El icono no contribuye directamente al posicionamiento, pero se trata de una gran ayuda para captar la atención y diferenciarse de la competencia, al igual que ocurre con la imagen destacada.

Los screenshots o vídeos explicativos que muestren el uso, funcionamiento y diseño de la app permiten que el usuario potencial se haga una idea más clara acerca del propósito de la aplicación. Es recomendable incluir notas breves y muy visibles que resalten lo más básico o importante y cuidar su estética, ya que unas imágenes atractivas aumentan las posibilidades de conversión.

ASO Off Metadata

El ASO externo es aquel sobre el cual podemos influir pero no controlar, ya que se determina por aspectos como el mercado, la valoración del público o su popularidad.

Instalaciones

Es uno de los factores más relevantes, que, además, tiene en cuenta la velocidad: un número elevado de descargas en un tiempo menor sitúa en buen lugar a las aplicaciones, especialmente en los Top Charts.

La pregunta que se plantea ahora es: ¿cómo puede aumentar el número de descargas si no existe apenas una visibilidad previa? Parece algo esencial, pero para ello existen otros métodos. Un ejemplo son las redes sociales, que facilitan que la app se dé a conocer, y, además, Play Store considera el uso de Google +. Otro canal muy importante es contar con una landing page optimizada que permita atraer tráfico, generar nuevas descargas e incluso ofrecer una versión web. Si ya contamos con cierto recorrido en el mercado, repercutirá también el valor y la imagen que tengamos ante nuestros públicos. En el propio desarrollo de la aplicación pueden tenerse en cuenta posibilidades como la gamificación o la traducción a varios idiomas para incrementar la conversión.

Recientemente, se ha empezado a valorar el número de usuarios activos, con su frecuencia de uso y el tiempo que le dedican, como un factor de calidad de la aplicación.

De igual modo, se tiene en cuenta el número de desinstalaciones, aunque esto es un factor más bien relacionado con la propia app, considerando que, según el informe App Store Optimization 2017, el principal motivo es la falta de uso (con un 77%) y el incumplimiento de expectativas (51%).

Comentarios y valoraciones

Las valoraciones son uno de los aspectos en los que más se fijan los usuarios y transmiten confianza y credibilidad, aumentando la conversión. Además, determinan la nota media, que influye en el posicionamiento en la plataforma.

Los comentarios, por su parte, permiten a los usuarios expresar su opinión y, si se trata de críticas, guiar los aspectos que se deben mejorar o rediseñar, ayudando a mantener una bidireccionalidad o feedback que refuerce la relación. En el caso de Google, tiene en cuenta las keywords que hayan empleado los usuarios para posicionarlo en su motor de búsqueda.

Como podemos observar, en las tiendas de apps la nota media ocupa un puesto muy importante y apreciable a simple vista. Los comentarios positivos actúan a modo de recomendación para los demás visitantes y la respuesta publicada fortalece la fidelidad hacia la aplicación por la atención recibida.

También podemos tener en cuenta el linkbuilding, que consiste en las referencias por parte de enlaces externos a nuestra app, muy recomendables si ha recibido algún premio o ha sido mencionado por un medio de comunicación.

Algunas herramientas que serán de gran ayuda para conseguir analíticas de apps móviles y keywords para aumentar la visibilidad son Sensor Tower, The ToolAnnie o App Tweak. Debemos mencionar Firebase de Google, que permite aplicar las funciones de Google Analytics a nuestra app e incluso cuenta con una función beta de predicción de comportamiento.

Todos estos aspectos son básicos para realizar un buen posicionamiento ASO, pero la cosa no termina ahí. No se trata de mejorar la ficha y esperar resultados. Al mercado siguen llegando nuevas aplicaciones, desarrolladores y usuarios constantemente, por lo que este proceso requiere de un trabajo constante para mantener el tráfico hacia la landing de la app y la tasa de conversión.