image description
« Volver al blog

Mínimo Producto Viable (MVP) y Riskiest Assumption Test (RAT): definición y ejemplos

Antes de entrar en materia, es importante aclarar que el MVP y el RAT no son términos que se excluyen, sino que se complementan.

¿Qué quiere decir MVP y RAT?

Ambos son utilizados para conocer la viabilidad de un modelo de negocio o un producto. Sin embargo, el RAT nos permite testar en una fase más temprana.

Mientras que el MVP por normal general comienza con el desarrollo de un producto comercializable con las mínimas características posibles (normalmente una sola pero muy bien implementada), el RAT tiene su inicio en la idea, en averiguar antes de comenzar con el desarrollo si los consumidores estarán interesados en lo que se pretende ofrecer, testando la hipótesis más arriesgada del negocio.

MVP o Mínimo Producto Viable

La principal finalidad del MVP es obtener conocimientos acerca del consumidor. En ello está de acuerdo la totalidad de la comunidad. No obstante, una parte opina que MVP puede ser cualquier experimento que permita recolectar información acerca del consumidor: likes, landing pages, post, etc. Aquí se enmarcan los tests A/B, que veremos más abajo.

Por otro lado, se encuentra la otra parte de la comunidad. La cual opina que un MVP debe tener las funcionalidades mínimas que permitan implementar un modelo de negocio rentable. Si diseccionamos su nombre obtendremos una visión aún más clara del concepto:

Mínimo: El menor número de funcionalidades que satisfarán las necesidades principales de un cliente objetivo.

Producto: Elemento tangible o intangible que funciona bien, gusta y se puede vender.

Viable: Implementa un modelo de negocio que permita vender y generar beneficios.

Desde el punto de vista de las empresas de desarrollo, el objetivo es crear un producto con una funcionalidad e interfaz intuitiva, que pueda ser usada inmediatamente sin necesidad de ayuda o manuales.

En DIGITAL55 ya hablamos del MVP en otro post donde ofrecíamos consejos sobre cómo crearlo, errores a evitar y casos prácticos.

"Un producto mínimo viable es una versión de un producto nuevo que permite a un equipo recolectar la máxima cantidad posible de conocimiento válido acerca de los consumidores con el mínimo esfuerzo posible." Eric Ries.

RAT o Test de Hipótesis más Arriesgada

RAT es un concepto relativamente nuevo, surgido en septiembre de 2016 en el artículo “The MVP is dead. Long live the RAT“, y como hemos dicho, su finalidad reside en averiguar si los consumidores estarán interesados en lo que se ofrece.

Este concepto defiende que para lanzar un producto al mercado hay que identificar nuestra hipótesis más arriesgada y testarla previamente. De este modo, permite conocer la viabilidad del modelo de negocio o producto sin necesidad de haberlo desarrollado.

El RAT puede resultar de gran importancia para las startups, puesto que les permite testar sus hipótesis más arriesgadas y así conocer si existe demanda del producto que pretende ofertar. En caso de testar positivamente dichas hipótesis, es la hora de comenzar con el desarrollo del MVP.

Ejemplos de MVP

Instagram y Twitter

Los MVP de estas redes sociales comenzaron con una sola funcionalidad perfectamente desarrollada: Instagram permitía a sus usuarios aplicar filtros a las fotografías que se tomaban antes de subirlas a la red social. En el caso de Twitter, ésta ofrecía la posibilidad de escribir pequeños textos de 140 caracteres, ampliados a 280 a día de hoy. Al no permitir publicaciones extensas, los usuarios contraían sus mensajes a modo de pensamientos, opiniones o experiencias.  Lo que le permitía leer muchos y diferentes a lo largo del día.

Tests A/B y el caso de Doritos

Hace unos años, Doritos lanzó una campaña donde pedía a los consumidores que votasen por un sabor u otro. Este voto era relativamente importante ya que el sabor que no saliese ganador desaparecería. Este caso es un ejemplo de los tests A/B, donde las empresas lanzan dos productos y son los consumidores quienes deberán elegir entre ambas opciones. Lo cual, permite a las compañías recabar información valiosa acerca de los usuarios con un mínimo esfuerzo.

Ejemplos de RAT

Zappos

El fundador de Zappos, Tony Hsieh, tenía el concepto de una tienda online donde vender zapatos. Sin embargo, no sabía si los usuarios estarían interesados en pagar por calzado que aún no se habían ni probado. Por lo que tomó fotos de los zapatos de las tiendas cercanas y las subió a una tienda virtual que había creado. Cada vez que un usuario compraba a través de dicha tienda, el propietario de Zappos Se acercaba a las zapaterías a comprarlos para enviárselos.

Airbnb

En 2007 una startup planteaba la posibilidad de convertir tu salón en una habitación para huéspedes con desayuno incluido. El problema residía en que no se sabía si esta idea podría resultar interesante o si los usuarios no contemplarían la posibilidad de compartir su casa con un desconocido. Crearon un site que llamaron airbedandbreakfast.com y testaron su RAT. De este modo, testaron su hipótesis, la cual salió positiva, naciendo así lo que hoy conocemos como Airbnb.

Ejemplos mixtos

Dropbox

Dropbox testó su Riskiest Assumption Test sin tirar ni una línea de código. La plataforma de almacenamiento en la nube realizó en primera instancia un video demostración con el que consiguieron que 75.000 usuarios se registraran. La hipótesis más arriesgada había sido testada y el resultado era positivo. A partir de ahí, realizaron un MVP y fueron abriéndolo poco a poco a los usuarios para evitar fallos e ir obteniendo feedbacks.

Kickstarter e Indiegogo

Estas plataformas de crowdfunding permiten a sus usuarios plantear sus RATs a otros usuarios. Si la idea o el producto le resulta interesante a los miembros de la comunidad, estos pueden convertirse en “patrocinadores”, invirtiendo una cierta cantidad de dinero en el proyecto. Si es recaudado el dinero mínimo planteado para que la idea salga adelante, tocará comenzar con la producción del MVP. El cual, es enviado a los usuarios que invirtieron en el proyecto.