UX Research: qué es y métodos básicos

Gisela Jiménez Lee27-Jun, 2019

La aplicación del UX Research se ha generalizado en estos últimos tiempos debido a la enorme utilidad que atesora. A continuación se propone un análisis exhaustivo que abarca desde su definición a los métodos más básicos para ponerla en práctica.

Definición de UX Research

UX Research significa investigación de usuarios. Es decir, una empresa, antes de lanzar un producto al mercado, debe llevar a cabo las siguientes acciones para conseguir el éxito comercial con su nueva propuesta:

  • Llevar a cabo una segmentación correcta de su clientela potencial. Es imprescindible conocer, de antemano, el grupo de edad y los gustos personales más recurrentes de las personas que podrían terminar adquiriendo el artículo.
  • Profundizar al máximo a la hora de encuestar a esos compradores sobre el tipo de producto que les gustaría ver en una estantería. La gestión de esta información es básica para que tanto los diseñadores de la compañía como los gestores de las campañas de marketing comiencen a trabajar hasta diseñar el producto que desea el cliente.

¿Por qué es tan útil el UX Research?

La respuesta inmediata puede parecer obvia, pero en ocasiones puede sorprender: porque si se crea un producto nuevo es para venderlo. Es decir, cada nuevo proyecto comercial tiene como único objetivo convertirse en algo imprescindible para alguien.

Además, crear un nuevo artículo sabiendo de antemano qué se espera del mismo es una ventaja que no hay que desperdiciar. Sería como diseñar algo nuevo, pero desde el punto de vista del que va a gastar su dinero en adquirirlo, lo que no deja de ser una opción tan interesante como acertada.

Sin embargo, es también de vital importancia dar a probar el producto antes de lanzarlo al mercado para detectar dónde radican sus posibles errores y cómo pueden solucionarse. Ponerse en el lugar del cliente para allanarle al máximo el camino es, casi siempre, el primer paso hacia la consecución de los objetivos arriba indicados.

¿En qué momentos se aplica la investigación del cliente?

Por lo general, en los tres siguientes:

  • Antes de comenzar a diseñar el producto. Tener esta información previa permite conocer la viabilidad de un artículo y también descubrir si merece la pena o no intentarlo. Analizar el nicho de mercado en el que se posicionará el producto, comprobar la experiencia de la competencia más directa, detectar las posibles amenazas y diseñarlo en consecuencia son las medidas que han de tenerse en cuenta.
  • Durante el proceso de creación y diseño. A la hora de diseñar una página web, parece estar claro que la misma ha de ser sólida, atractiva, fácil de usar y adaptable a los distintos usos. Resulta más conveniente ir diseñando y mostrando los avances conseguidos para su valoración que terminar todo el trabajo y comprobar que la clientela no parece estar de acuerdo con el diseño escogido. Se trata de que sea siempre el cliente el que guíe los pasos de los diseñadores para mejorar su experiencia cuando el proyecto esté operativo.
  • Cuando el producto es ya una realidad. Los usuarios de una página web o de un producto son los que le dan valor. La investigación del cliente no debe nunca darse por terminada, ya que este tipo de proyectos está vivo y nunca deja de evolucionar.

Métodos básicos de UX Research

Antes de enumerarlos es importante tener en cuenta qué quiere conseguirse con la aplicación de los mismos. Los siguientes puntos pueden ayudar:

    • Seleccionar el tipo de preguntas. Estos métodos ofrecen respuestas concretas a cuestiones que han de ser elegidas de manera exhaustiva para conseguir el resultado esperado.

<li>Analizar los datos existentes a este respecto. A la hora de hacer la segmentación, algunas herramientas, como Google Analytics, ofrecen una información de alta calidad que debe usarse para ahorrar tiempo y esfuerzo.

Entre los métodos más básicos y fáciles de poner en práctica deberían valorarse los siguientes:

  • La entrevista. Se recomienda usar alguna herramienta online, como Skype, o bien hacerlo cara a cara con cada cliente. La información que vaya a obtenerse debe estar relacionada con la modalidad de situación en la que se usará el producto, el objetivo del cliente potencial y los motivos por lo que usará el artículo o la página web.
  • Investigación de campo. Es una forma directa de poner en manos del cliente potencial aquello que se pretende vender. Se trata de que lo analice, de que lo manipule, de que ofrezca su opinión y de que no dude a la hora de exponer cómo podría mejorarse el artículo. Con un panel de cinco personas sería más que suficiente.
  • Un diario. También es posible pedirle a un cliente potencial que redacte un diario durante un periodo que puede oscilar entre una semana o un mes para ir comprobando qué va pensando del producto, qué espera del mismo y cómo piensa interactuar con él cuando esté disponible.
  • Investigación en Internet. Suele ser una de las vías más efectivas. Una simple búsqueda en Google o en Twitter permite detectar cuáles son los temas de los que todo el mundo habla. El análisis de esta información por grupos de edad, en combinación con la encuesta, suele dar como resultado un perfil mucho más exacto de cada cliente.
  • Prueba de usabilidad. Es tan fácil como permitir que una persona use la página web y grabar los movimientos que va haciendo con una aplicación. Esta información es esencial para detectar dónde se encuentran aquellos errores que pueden terminar frenando la evolución del proyecto.
  • Test de los 10 segundos. Solo es necesario mostrarles a los clientes potenciales la página web durante ese tiempo. Posteriormente, se les hace una encuesta con preguntas sencillas y se analizan sus respuestas.

El UX Research no deja de ser, como ha podido comprobarse, una manera acertada de ir dando pasos seguros hacia los objetivos comerciales previstos. Su aplicación es imprescindible para lograr que cada nuevo proyecto sea exitoso. Por su fiabilidad y sencillez, se ha convertido en una técnica imprescindible para poder lanzar al mercado cualquier proyecto y conseguir que su clientela potencial lo convierta en una herramienta de gran utilidad.

Gisela Jiménez Lee

Head of UX/UI at DIGITAL55