¿Cómo y por qué hacer marketing en la Deep Web?

Sara López01-Jul, 2019

Internet tiene todavía mucho más contenido del que se suele creer. Habitualmente, los usuarios navegan por los sitios más conocidos y de fácil acceso a través de buscadores y navegadores tradicionales, es decir, la capa superficial de Internet, también llamada Clearnet. Se estima que el 90% de los usuarios de Internet utilizan únicamente esta navegación. Sin embargo, se dice que esta parte de Internet conocida por todos solo ocupa entre el 4% y el 10% del total de Internet. Hay un mundo mucho más amplio tras ella. Es lo que se conoce como Deep Web.

¿Qué es la Deep Web?

La Deep Web, considerada la parte oculta de Internet, es el contenido online al que no se puede acceder desde los buscadores más comunes (como Google) porque no están indexadas en ellos. Esto no quiere decir que todos las páginas de la Deep Web sean privadas, de hecho, se pueden consultar de manera pública siempre que se sepa llegar a ellos, considerando que para visitarlos es necesario conocer la dirección exacta.

Estas páginas no son indexadas por varios motivos, bien porque tengan contraseñas o que el contenido sea completamente flash y sin HTML. Aun así, no todo lo que se puede encontrar en la Deep Web tiene que ser necesariamente malo o ilegal. En muchos casos, el motivo para ocultar estos datos es la privacidad, como es el caso de las bases de datos de numerosas empresas que se alojan en ella y otros propósitos como foros privados.

Se dice que la Deep Web es la mayoría de Internet y que su cantidad de contenido es mucho mayor a la de la web superficial.

Diferencia entre la Dark Web y la Deep Web

Es muy común confundir la Deep Web y la Dark Web por el desconocimiento que existe acerca del tema, aunque se trata de cosas bastante distintas.

Como se ha visto, la Deep Web engloba todo el contenido al que no se puede acceder con los navegadores y buscadores tradicionales ya que no está indexado, por lo que requiere de una manera específica de entrar aunque su acceso sea público. Ejemplos de contenido que se encuentra en la Deep Web son las bases de datos privadas (por ejemplo, de hospitales, de empresas o de redes sociales).

El tamaño de la Deep Web es inmenso, pero no así ocurre con la Dark Web, que se estima que ocupa un 0,1%, pero es necesario diferenciarlas.

La Dark Web son las páginas o Darknets que forman parte de una red encriptada y que requiere de un programa concreto para acceder a ellas, están “escondidas” con una intencionalidad. Tampoco son indexadas por los buscadores tradicionales y no se puede entrar a ellas por los navegadores comunes. Los programas para acceder a ella son, por ejemplo, Tor (software de encriptación para navegar de forma privada y ocultar la identidad y la navegación), Freenet o I2P. Para visitar una de estas páginas, se necesita un software concreto.

La Dark Web, por su configuración, se considera el sitio online donde se realizan más actividades ilícitas por la dificultad que existe al identificar a sus usuarios. Así, la mala imagen que existe de la Deep Web realmente va más asociada al tipo de contenidos que se pueden encontrar en la Dark Web, que van desde hackers y venta de drogas y armas hasta contenido excesivamente violento y pornografía.

Cómo entrar en la Deep Web

Para acceder al contenido de la Deep Web no es suficiente con las formas habituales de navegación, sino que se necesita un servidor proxy.

Las redes de encriptación más conocidas son Tor, I2P (Invisible Internet Project) y Freenet, que permiten navegar de manera anónima por este tipo de webs. La más extendida es Tor (The Onion Router, en referencia a su sistema de cifrado en capas), que permite la navegación por la web superficial y por la Deep Web con bastante seguridad. Su función básica consiste en cambiar la dirección IP de quien accede y cambiar también su localización, manteniendo así la privacidad.

Si se opta por usar Tor, se debe descargar el browser de Tor, que ayudará a mantener el anonimato y la seguridad y que avisa antes de realizar acciones no seguras en la Deep Web. Tras descargar y descomprimir el fichero, se debe crear un lanzador para la aplicación rellenando los campos de comando y directorio. Una vez instalado, se hace click y se espera a que se cargue. Tor es bastante más lento porque se encarga de llevar de un nodo a otro de manera aleatoria hasta llegar a la página deseada. Por ello, la mayoría de páginas que se encuentran en este tipo de webs son muy sencillas, de forma que se carguen más rápido.

A menudo se recomienda la instalación de Tails, que se trata de un live-USB basado en Debian GNU/Linux y que se encarga de asegurar que todas las conexiones se hagan mediante Tor.

Aquí, los links de acceso a las páginas no terminan de la misma manera que en la web superficial (.com, .es, .org, etc.), sino que terminan en .onion y en vez de palabras, están formados por letras y números. Además, es necesario conocer la dirección exacta. Por ello, se suele necesitar una especie de guía o directorio, como The Hidden Wiki, que se suele considerar “la puerta de acceso” a la Deep Web y se muestra como un wiki recopilatorio de links. Es la forma más común de conocer las distintas páginas de la Deep Web, aunque hay otros métodos como los foros o incluso buscadores propios como Torch o Grams.

Hay que tener en cuenta que la Deep Web puede ser muy peligrosa y, si aun así se quiere acceder, nunca viene de más tomar precauciones como, entre otras, las siguientes:

  • Si existe la posibilidad, utilizar una máquina virtual para entrar.
  • No activar plugins del navegador.
  • No descargar nada y no abrir archivos, pues pueden llevar scripts ocultos que rompan el anonimato.
  • Contar con un firewall y un antivirus actualizados y en funcionamiento.

Inbound Marketing en Deep Web

Una de las principales características de la Deep Web es el anonimato. Esto, aunado a la no indexación de las páginas, puede dificultar las tareas propias del marketing. No obstante, se pueden diseñar estrategias adecuadas a este medio. Desde esta perspectiva, numerosos blogs y portales online han conseguido desarrollar su negocio en la internet profunda. Así, el éxito es posible tanto para quienes forman parte de las actividades negativas, como quienes abordan temáticas como seguridad informática, criptomonedas o temas políticos, entre muchos otros.

Pese a las condiciones inherentes de la Deep Web y su defensa de la privacidad, sí existe oportunidad para llevar a cabo una estrategia de Inbound Marketing.

¿Es posible hacer SEO en Deep Web?

En la Deep Web se utilizan diferentes métodos como el uso de formatos no indexables o de proxys para ocultar las páginas web que la forman.

La base del SEO es indexar las diferentes páginas de la web. Como los contenidos de la Deep Web no pueden ser indexados por los motores de búsqueda, técnicamente no se puede hacer SEO en la Deep Web.

Por tanto, si se realizara SEO, implicaría que los contenidos se estarían identificando por parte de los buscadores como Google, y, con ello, la Deep Web dejaría de serlo y pasaría a ser parte de la web superficial.

Por otro lado, está el SEO de tu página de Deep Web en la Surface Web. Es decir, incluir tu web dentro de los directorios y wikis de la webs indexadas en google, para los que las utilizan de apoyo al navegar en la Deep Web.

Display en Deep Web

Esta es la práctica de Marketing más realizada por las empresas. Casi todos los buscadores cuentan con multitud de banners de grandes empresas anunciándose. También sucede en foros y blog principales.

La manera de realizar aquí las acciones es más manual. No hay plataformas como Google Ads o redes de afiliación. La contratación se realiza a través de una negociación a precio cerrado con el propietario de la plataforma.

Facebook Onion

Facebook también tiene su propio enlace .onion para navegar utilizando Tor por los problemas que ocasionaba el acceso a la web principal desde este sistema.

Puede parecer que carece de sentido entrar a Facebook, donde tienes que dar tus datos personales, con Tor, cuya finalidad principal es la privacidad, pero lo cierto es que existen motivos como ocultar la ubicación, el historial o los hábitos de navegación.

Con Tor, los usuarios que accedían a distintas webs podían hacerlo de forma anónima ya que, por su configuración descentralizada y encriptada impedía la localización de la IP del usuario. Esto chocaba con las medidas de seguridad de Facebook, ya que la red social se encargaba de bloquear las cuentas con actividades sospechosas como la conexión desde una ubicación desconocida. Otros problemas que generaba el acceso a Facebook desde Tor es que se entendía el inicio de sesión como actividad maliciosa o cuentas hackeadas que intentaban entrar desde botnets. De esta forma, al crear una dirección específica para Tor, se permite visitar la red social sin problemas y manteniendo la privacidad.

Facebook en su versión .onion tiene cifrado de extremo a extremo, con una conexión que se realiza directamente con el centro de datos de Facebook con un certificado SSL que autentica la conexión.

¿Por qué debo estar en la Deep Web?

Cada vez que se habla de la Deep Web se tiende a explicar que ocupa gran parte del Internet, dejando la capa superficial conocida por todos en una cifra prácticamente insignificante en comparación. Esto puede llevar a plantear la duda de si las empresas están dejando pasar una gran oportunidad al no contar con presencia en la Deep Web, considerando que se trata de un público que puede ser igualmente válido y que supone una forma alternativa e incluso novedosa de marketing que puede marcar la diferencia respecto a la competencia.

Es cierto que la mala reputación con la que cuenta la Deep Web por las ideas negativas que se transmiten de ella puede frenar a muchas marcas a estar en ella. Se suele decir que su contenido es ilegal y peligroso (algo que debería asociarse más bien al término Dark Web), dejando de lado los otros propósitos que puede tener un usuario en su uso, como ocurre con preservar la privacidad.

La Universidad de Luxemburgo llevó a cabo un estudio acerca de los contenidos a los que más se accedía en la Deep Web. Se determinó que, efectivamente, los contenidos para adultos y relacionados con drogas, armas, falsificaciones y otros materiales ilegales gozan de una gran popularidad, abarcando el 44%. Sin embargo, también son muy visitadas las páginas web relacionadas con temas como los derechos humanos, la libertad de comunicación, la seguridad y la privacidad, siendo estos contenidos no ilegales el 56%. En esta última categoría, destacan los temas relacionados con política y anonimato. También son relevantes los temas financieros, como la economía colaborativa o las criptomonedas.

Un simple comienzo para el marketing en la Deep Web es abrir una página optimizada para Tor, de forma que pueden llegar a una mayor cantidad de público con su versión .onion. Sea como sea, como mínimo se debe considerar la presencia en la Deep Web como una opción viable, analizando los beneficios o las consecuencias negativas que pueda tener la presencia en ella y actuando en consecuencia

Sara López

Redactora especializada en Digital, Business e Innovación