Proyectos: Desarrollo a Medida y Transformación Digital

Sara López01-Feb, 2021

Desde diferentes ámbitos de la empresa, se demandan cada vez más soluciones tecnológicas que ayuden con diversos procesos y supongan un paso más en la transformación digital. Los responsables de la organización se asoman al mercado buscando la mejor respuesta para cubrir sus necesidades. Es, dependiendo de sus propósitos, cuando encuentran varios tipos de desarrollo.

En algunos casos, hay proveedores que ofrecen soluciones estandarizadas, como ERPs o CMS. Estas necesitan a menudo una capa de personalización, pero no requieren de un desarrollo personalizado desde cero. Por otra parte, cuando la necesidad es específica y ninguna de las opciones se amolda a ella, entra en juego el Desarrollo a Medida.

El objetivo de este artículo es explicar, desde nuestro punto de vista, el importante vínculo que existe entre los dos Tipos de Software y cómo seleccionar un buen proveedor para minimizar los riesgos.

El Desarrollo a Medida y el Software comercial

Tradicionalmente, los Softwares de Mercado se han especializado en operaciones más genéricas, comunes a un gran número de empresas. De este modo, han podido cubrir la necesidad de un dilatado número de negocios, extendiendo su uso.

El hecho de centrarse en soluciones estándares les otorga una experiencia única en su campo gracias a las continuas posibilidades de poner a prueba y mejorar sus productos.

El Software Comercial

El Software Comercial es, habitualmente, soportado por empresas muy grandes. Por ese motivo, tienen la oportunidad de trabajar con muchos clientes distintos y revisar continuamente el funcionamiento de sus programas. Considerando también la importante competencia del sector, tienden a buscar una innovación constante que les permita destacar.

Como vemos, un Software de Mercado tiene importantes ventajas y puede ser especialmente útil en función de los objetivos del cliente. Si la necesidad a la que desea dar respuesta es usual y existe un Software Comercial que la solvente, la decisión estará prácticamente tomada. En un caso así, deberá asegurarse que el proveedor cuenta con cierto prestigio y reconocimiento y, como extra, considerar que el software esté algo abierto (esto es, que permita introducir ciertas modificaciones personalizadas).

El Software a Medida

El software a medida o personalizado se crea desde cero en base a los requerimientos o peticiones de una empresa, adaptándose a ella. Desde hace un tiempo, el interés por este tipo de desarrollos está al alza, pues favorece una diferenciación de la competencia.

Por su propia naturaleza, al ser personalizado, los casos de uso son de lo más variados. Sin embargo, sí que podemos distinguir dos bloques distintos en función del enfoque que se le otorgue:

  • Desarrollo a Medida para casos muy específicos: para necesidades concretas o con poca demanda, en las que se dificulta encontrar un Software Comercial que las resuelva. Al no existir otra alternativa, se hace necesario recurrir a este tipo de desarrollo.
  • Desarrollo de Software a Medida de última milla: mucho más frecuente que el anterior. Se busca personalizar las últimas capas a medida y se conectan con herramientas ya existentes, que suelen ser los propios Softwares Comerciales.

Software a Medida

El Software Comercial y el Desarrollo a Medida: situación híbrida

En las breves introducciones al Software Comercial y al Software a Medida que acabamos de ver, se repite el punto de convergencia entre ambos: los softwares de mercado se abren, mientras que el Software a Medida encuentra muchas de sus aplicaciones dentro de los comerciales. Se trata de conseguir un ecosistema donde ambos se conecten e integren.

Cada vez es más importante la situación híbrida, y los paquetes de Software Comercial han captado muy bien esa idea. En la actualidad, la mayoría cuentan con una API mediante la cual conectar los desarrollos personalizados al programa. Ejemplos de este tipo de enlaces son:

  • El diseño de landing pages a medida que, mediante esa API, conecten con un CRM.
  • Una tienda online creada específicamente para un negocio y que pueda enviar directamente los datos de compras y clientes al ERP (programa de gestión) de la empresa.
  • Una aplicación móvil para los clientes, que requiere un cuidado máximo de la usabilidad y un diseño propio que la caracterice.

De este modo, gracias a la variada oferta de herramientas comerciales (como los ya mencionados CRM o ERP), lo más sencillo y conveniente suele ser decantarse por uno de ellos. Si el programa que necesitamos para cubrir nuestra necesidad existe, en pocos casos merecerá la pena desarrollar uno desde el inicio.

Si los comerciales son flexibles, se pueden integrar módulos específicos de nicho o altamente detallados. Estos resuelven una necesidad puntual y/o concreta de la empresa, principalmente cuando se establece contacto con el comprador o el usuario final. Es ahí cuando más fructífero resulta un Desarrollo a Medida: para conseguir una capa personalizada que sobresalga entre el resto.

¿Cómo elegir un proveedor de Desarrollo a Medida?

Cuando de Desarrollo de Software se trata, la elección de a qué empresa contratas y el equipo que trabajará contigo durante el proceso es fundamental para el éxito. Lo más probable es que la colaboración con esa empresa se extienda durante bastantes meses o incluso años, por lo que debe meditarse con la atención necesaria.

Algunos de los factores a tener en cuenta son los siguientes:

1. Qué metodologías usan

Debemos informarnos de qué metodologías propone la empresa, considerando que, aunque existen diversas, el estándar actual es el desarrollo ágil.

El Desarrollo Agile mantiene que la cooperación con el cliente es vital para ejecutar correctamente su petición. El software avanza más rápidamente gracias al papel esencial del cliente en el mismo. Destacamos metodologías como Scrum, basada en sprints y entregas periódicas con actualizaciones del proyecto. Este feedback temprano y constante permite informar al cliente de cualquier imprevisto, rectificar cualquier error y aplicar mejoras mientras se desarrolla.

Otros métodos como Design engineering (software orientado por el diseño, otorga mucha importancia al prototipado) o Kanban (se basa en un tablero para visualizar y controlar el flujo de trabajo) son un plus a considerar.

2. Tecnologías empleadas

Es necesario estar al tanto de qué tecnologías utiliza la empresa y si se especializa en alguna en concreto. Hay que asegurarse de que encajen bien con lo que buscamos. Además, los lenguajes, herramientas y otras tecnologías cambian con el tiempo y se van actualizando. Por ello, la empresa debe mantenerse al día con opciones no solo actuales, sino innovadoras.

3. Comunicación

La comunicación entre la compañía de desarrollo y el cliente es un punto clave. Esta debe ser bilateral, transparente y constante a medida que tiene lugar el desarrollo de software.

El cliente debe ser consciente en todo momento de en qué punto se encuentra su proyecto para comprobar que se ajusta a sus expectativas y objetivos. Un feedback inmediato posibilita introducir mejoras o cambios durante el proceso, mientras que, si fuera a posteriori, se dificultaría cualquier modificación y se atrasaría su lanzamiento.

Para asegurar esta relación comunicativa, ayuda enormemente que se empleen metodologías ágiles como Scrum, como ya hemos visto. El cliente tiene que sentirse parte del proyecto y trabajar mano a mano con el equipo asignado.

4. Equipo técnico y perfiles

Hay proveedores de diversos tamaños: desde pequeñas agencias con pocos desarrolladores hasta grandes empresas con miles de programadores. Dependiendo del tamaño del proyecto elegiremos el tipo de empresa que mejor se adapte. Una empresa con más de 15 desarrolladores tiene el tamaño suficiente para hacer Proyectos a Medida de cierta envergadura.

De las empresas seleccionadas, tendremos que fijarnos en el equipo técnico que lo compone. Dentro de los miembros del equipo, podemos informarnos del grado de especialización de los mismos (si cada uno es experto en un área determinada o si son multidisciplinares), su experiencia (además de los años de experiencia, si ya han trabajado con casos similares) y sus habilidades y conocimientos extra.

5. Trayectoria de la empresa y casos similares

La experiencia de la empresa y los años que lleven dedicándose al software son indicadores de que, seguramente, ofrecen un buen servicio. Con ello, podemos ver para qué clientes ha trabajado o incluso revisar qué proyectos han realizado.

Con este fin, podemos consultar su portfolio o sus Casos de Éxito. Si han trabajado con negocios similares al nuestro, es muy interesante echar un vistazo a los resultados. Además, es un signo de que podrán amoldarse a nuestros requerimientos y que cuentan con un conocimiento previo del sector en el que nos movemos, lo que facilita el entendimiento.

No obstante, aunque no haya ningún ejemplo de empresas parecidas a la nuestra, conviene ver el resto para hacernos una idea de cómo trabajan de forma general. Incluso algunas tecnologías o ideas concretas pueden utilizarse para nuestra idea.

Tendencias y perspectiva de futuro en la Transformación Digital

La perspectiva de futuro es que se mantenga la tendencia actual: el negocio va cada vez más hacia la hibridación. La fuerte competencia que existe entre los Softwares Comerciales, les empuja cada vez más a abrirse. Esta “apertura” o flexibilidad les ayuda a mantener su relevancia en el mercado y facilita la llegada de nuevos clientes. El motivo es sencillo: las opciones de personalización y de vinculación con Desarrollos a Medida reportan innumerables beneficios a las compañías que decidan contratarlos. Estos negocios obtendrán lo mejor de ambos mundos.

Por lo tanto, la previsión es que la mayor parte de las estructuras del software se sostengan en soluciones comerciales que puedan abrirse. Así, será posible construir experiencias adaptadas y únicas dirigidas a los usuarios. Por ello, consideraremos factores como la usabilidad, la experiencia de usuario o el diseño. Esta última capa de personalización hace que la organización se diferencie y muestre su mejor cara. Ejemplos frecuentes serán las Apps móviles, los sitios webs o, para un público interno, las intranets de empleados.

Siguiendo esta tendencia, no sería de extrañar que cada boutique de desarrollo termine por centrar su experiencia en una o varias plataformas de Software Comercial. Y esto puede ocurrir independientemente de que los equipos mantengan su carácter multidisciplinar.

El aumento de demanda de estos Desarrollos a Medida de última milla, probablemente derive en una mayor especialización para distinguir mejor sus servicios.

Sara López

Redactora especializada en Digital, Business e Innovación