image description
« Volver al blog

Cinco cualidades del experto en Big Data

Debido a que su aplicación en el día a día empresarial es relativamente reciente, son escasas las formaciones dedicadas en exclusiva a ello, por lo que profesionales de diversos perfiles han estado asumiendo estos cargos.

Su creciente relevancia y aplicación, especialmente con el auge del marketing o publicidad comportamental, desembocan en que poco a poco vaya apareciendo una mayor oferta de estudios y formaciones universitarias específicas. A pesar de ello, quienes quieran dedicarse a este sector deberían contar con algunas de las cualidades que caracterizan a estos profesionales.

Cinco cualidades del experto en Big Data

Formación

La formación típica de los profesionales del Big Data suele relacionarse con áreas como matemáticas, ingeniería o estudios claramente informáticos. Estos últimos cobran especial relevancia debido a la demanda de conocimientos en programación, herramientas de software, algoritmos, etc., por lo que podrían cubrir estas necesidades en mayor profundidad. Por ejemplo, esto se ve manifestado en las herramientas más solicitadas, que se ven recopiladas en el estudio de Madrid School of Marketing con Ticjob.es, según el cual “las empresas requieren expertos en tecnologías como MongoDB, Hadoop, Spark, Cloudera, y Hive según este orden”. Igualmente esenciales son los conocimientos en estadística, que serán clave para estudiar los datos.

Capacidad de aprendizaje constante

Desde luego, estos conocimientos son básicos para desarrollar una carrera profesional en torno al Big Data, pero no basta con quedarse ahí. Como comentábamos anteriormente, cada día se producen inmensas cantidades de datos, con lo que este sector se encuentra en una evolución continua. Nuevos datos, nuevos avances. El Big Data requiere profesionales capaces de adaptarse a las diferentes situaciones que se les presenten y de aprender y formarse de manera constante. Para ello, sería adecuado que estén realmente interesados en el sector, de forma que su motivación sea el impulso que les mueva para seguir formándose y mejorar.

Capacidades comunicativas

A simple vista puede parecer que no tiene mucha relación con la disciplina que estamos tratando, pero la comunicación cobra relevancia por dos motivos.

Por una parte, para contribuir al entendimiento entre los compañeros, potenciando el trabajo en equipo y rentabilizando los esfuerzos de cada una de las partes. Si no existe coordinación, pueden surgir malentendidos que resten valor a parte del trabajo realizado, algo que, sin duda, debería evitarse.

Por otro lado, el análisis de los datos no termina con las conclusiones extraídas, sino que deben comunicarse. La habilidad para transmitirlo de forma clara y sencilla permite que los compañeros, cargos superiores o el público al que se dirija entienda fácilmente el resultado y la necesidad de su trabajo. El valor de los datos se aprovecha realmente cuando quienes intervienen en el proceso los conocen bien, por lo que este es un punto clave para el desarrollo de su labor.

Gestión, planificación y análisis

De todos los datos generados a diario por cada usuario de Internet, deben ser capaces de diferenciar aquellos realmente valiosos del resto. Por ello, requieren una capacidad de gestión y análisis, para lo que es realmente útil una planificación previa que permita saber los datos clave que debe conseguir por su posible influencia en el negocio.

Enfocado al negocio

Sin embargo, el experto en Big Data no debe limitarse a desarrollar los conocimientos mencionados. Debe dirigir todos sus esfuerzos hacia la mejora del negocio o la consecución de objetivos propuestos. Conocer de forma clara el sector y el mercado (así como su coyuntura económica y relación con la tecnología y la sociedad) es clave en este caso, puesto que permitirá que, con un punto de vista más crítico y empresarial, detecte las áreas de mejora y extraiga conclusiones valiosas a partir de los conjuntos de datos que tiene a su alcance.

En definitiva,

Como hemos podido comprobar, el Big Data implica una gran cantidad de conocimientos y habilidades, por lo que el perfil que se exige es multidisciplinar, mixto y versátil.

Además, como muestra un estudio de PwC, de cara al 2020 se empezarán a requerir conocimientos básicos de Big Data en otras áreas como marketing y a profesionales financieros y ejecutivos.

La decisión para decantarse por expertos del Big Data o por profesionales de áreas relacionadas a nuestro negocio pero con nociones en esta disciplina dependerá de factores como la relevancia que tenga en nuestra estrategia de negocio, el tamaño de la empresa o el enfoque de innovación tecnológica que se pretenda adoptar.