image description
« Volver al blog

Búsquedas por voz y su impacto en el SEO

El uso de la voz será uno de los aspectos clave para integrar todavía más la tecnología en nuestra vida diaria. Esta se encuentra en auge gracias a los smartphones y a las tecnologías que permiten la activación o la búsqueda por voz, como pueden ser los dispositivos inteligentes para el hogar. Las grandes ventajas son su gran comodidad e inmediatez, lo que contribuye a normalizar su uso. De este modo, las empresas deberían considerarlas para mejorar sus estrategias de marketing online, preparándose para el cambio y adaptándose correctamente a él.

Tendencias de la búsqueda por voz

La búsqueda por voz ya se encuentra disponible en prácticamente cualquier dispositivo, con un papel clave de los asistentes de voz: Siri, Alexa, Sherpa, Cortana, Google Assistant… La expansión de estas tecnologías las refuerza como tendencia y generaliza su uso, que, más allá de las búsquedas, puede consistir, por ejemplo, en pedirles que ejecuten una tarea.

Los usuarios parecen estar adoptándolo adecuadamente. De acuerdo a un estudio de Sparkler, el 86% de los usuarios opina que la búsqueda por voz hará que sea más fácil buscar lo que queramos. Por su parte, la investigación realizada por Mindmeld en 2015 arrojó que el 60,6% de los encuestados había empezado a utilizar la búsqueda por voz en los últimos 12 meses. En cuanto a las previsiones, existen diversos estudios, como el de Comscore, que estiman que para el 2020 el 50% de las búsquedas se hagan por voz.

Características de la búsqueda por voz

Hemos de tener en cuenta que, al hacer búsquedas por voz, el comportamiento de los usuarios es diferente. En algunos casos, como ocurre con los asistentes por voz sin pantalla, se trata del único modo de interactuar con la tecnología. Sin embargo, en dispositivos como smartphones o tablets, este uso es un complemento a las búsquedas manuales, por lo que la distinción puede darse debido al contexto, por ejemplo. Es importante conocer el uso que se haga de estas búsquedas para poder aportar al usuario justamente lo que necesita.

Usos realizados

Puede parecer lógico que los momentos en los que más se utiliza este método son aquellos en los que se está ocupado realizando otra tarea: conducir, cocinar, hacer deporte, caminar… Puede comprobarse que existe una relación con el motivo de uso. Siguiendo los datos de IAB, la búsqueda por voz principalmente se usa para llamadas, enviar mensajes de audio, buscar direcciones o navegación. También destacan consultar información (como metereológica o de actualidad), pedir música, dictar mensajes…

Geolocalización y contexto de la búsqueda

La búsqueda por voz suele ser relacionada con el contexto. En primer lugar, suelen tener un carácter local, con el uso de dispositivos móviles geolocalizados. Esto se relaciona con los principales usos mencionados previamente, que están muy relacionados con consultas de utilidad para el propio momento en el que se realizan, de manera rápida y precisa (buscar direcciones, puntos de interés, gasolineras, centros comerciales…). También existen el contexto temporal (cuándo se realiza) y el personal (que depende del historial de búsqueda y otros datos relacionados con nuestro comportamiento en el dispositivo, que puedan ofrecer información sobre nuestros gustos). Así, es más sencillo que esta búsqueda se relacione con una acción próxima del usuario, como puede ser ir al punto de venta o realizar una compra.

Búsquedas más específicas para dudas concretas

Las búsquedas por voz suelen utilizarse en tareas cotidianas y en tiempo real, por lo que habitualmente se centran en resolver una duda puntual y concreta: dónde cenar cerca de la ubicación actual, cuánto se tarda en ir a un museo, qué paradas de autobús son las más cercanas… Por la forma de hablar, más natural y espontánea, las búsquedas son más largas y más específicas.

Distinto uso del lenguaje

Como es más cómodo y sencillo hablar que escribir, es más fácil que, al realizar una búsqueda por voz, se utilicen más palabras que si tuvieran que teclearse una a una, por lo que predomina el uso de las palabras clave long tail. Además, el lenguaje que utilizamos es mucho más natural. Esto se relaciona también con la utilización de una construcción gramatical más elaborada y con mayor riqueza semántica, algo ausente en muchas búsquedas tradicionales, en las que es habitual la omisión de artículos, preposiciones, etc. Un aspecto que puede que cobre relevancia en el futuro es la entonación, que podría dar datos sobre el estado de ánimo o la intención del usuario mediante el uso de IA.

¿Cómo se puede adaptar el SEO?

Página web optimizada

La página web debería estar adaptada para mejorar la experiencia de los usuarios, teniendo en cuenta qué necesitan, qué buscan, qué dispositivos usan, en qué momento… En primer lugar, algo clave es que sea responsive, es decir, que esté adaptada al mobile first con la importancia de los smartphones. También se debe optimizar la velocidad de carga, de modo que posicione mejor y a que es algo esencial si se busca una respuesta inmediata, como suele ocurrir en este tipo de consultas. No se pueden descuidar el SEO para móvil ni el SEO local.

Ofrecer respuestas concretas

El contenido debería centrarse en resolver las preguntas específicas que realiza el usuario, ya que en estos casos, la intención principal suele ser obtener información rápida, sencilla y concisa, que resuelva su duda. Es interesante incluir un estilo de preguntas y respuestas en la página web, por ejemplo, al generar contenido mencionando la posible pregunta y su respuesta, de modo que para Google sea más fácil identificarlo y que su lectura sea más ágil. De igual modo, hay que tener en cuenta los títulos, descripciones y su jerarquía. Interesa estudiar al público objetivo para conocer su intención, cómo realiza las búsquedas, qué necesitan… De este modo se podrá adaptar lo que la web ofrece.

Los fragmentos destacados tienen aquí un papel clave, ya que, además de ofrecer de forma concisa lo que se necesita, facilitan a Google la selección de un trozo de texto que muestre la respuesta deseada al usuario.

Optimizar el SEO local

Debido a la naturaleza de las búsquedas por voz, uno de los aspectos principales es la importancia de lo local. De hecho, en muchas ocasiones no es necesario especificar la información de ubicación en las búsquedas, ya que se obtienen esos datos gracias a la geolocalización del dispositivo. De este modo, es importante realizar un trabajo de optimización local, utilizando, por ejemplo, Google My Business o Google Maps, manteniendo los datos y perfiles actualizados (horas de apertura, ubicación, palabras clave necesarias…).

Utilizar palabras clave long tail

Se deben adaptar las keywords a este tipo de búsquedas, que son más específicas y se presentan con un lenguaje coloquial y natural, algo más complejas. Por ello, existe una tendencia a las palabras clave long tail, que suelen tener de tres a cinco palabras. Además, suponen una gran oportunidad para las empresas pequeñas, facilitando su posicionamiento online. Se suele recomendar que las palabras clave se basen en las 6 Ws.

Adaptarse al habla de los usuarios

Los contenidos deberían estar adaptados a un lenguaje de conversación cotidiano, natural y espontáneo. Se recomienda el uso de sinónimos para aportar más diversidad y conseguir que el SEO esté todavía más optimizado. También es relevante el SEO semántico, teniendo en cuenta el contexto y las palabras relacionadas.

Contenido que mantenga activa la conversación

Preparar un contenido con el que el usuario pueda interactuar, realizarle más preguntas y recibir nuevas respuestas, facilitando el descubrimiento de nuevos datos. Por ejemplo, podrían compararse dos hoteles gracias a una web pero utilizando como medio o como filtros las preguntas realizadas por voz.

Datos estructurados

La principal herramienta es Schema.org. No solo facilitan trabajo a Google a la hora de entender qué tipo de información ofrecemos, sino que también permiten mostrar al usuario información relevante sin tener que visitar la página web.